Remodelación de Nariz sin Cirugía

Objetivo: Mejorar múltiples detalles que conseguirán una línea de perfil más simple, suave y elegante, hasta en una nariz imponente. Este método también palia los efectos del envejecimiento en la nariz -que cae, pareciendo más larga- con este tratamiento médico, no solo es la nariz, sino toda la mirada mejora.

Cómo: Se trata de inyectar un filler -producto de relleno- que puede ser bien un ácido hialurónico reticulado, o bien hydroxilapatita de calcio.

Se consigue
-Simplificar al máximo la línea recta de la cresta (lo que no significa devolverla recta), rellenando con sutilidad los huecos para borrarlos.
-Volver a dar volumen a la parte frontal del ángulo naso-labial para abrir este ángulo y al mismo tiempo redondear la punta de la nariz.
-Este empuje desde adentro permite subir notablemente la punta de la nariz elevando los laterales de los cartílagos de la nariz, que la somete en cierto modo a un desarrollo hacia arriba.
Las inyecciones no son dolorosas. El resultado es inmediatamente visible. La línea de nariz se simplifica, la unión nariz/cejas queda difuminada, el perfil es más suave y la mirada es así realzada, iluminada. Los resultados duran entre 2 a 3 años.

Escribir comentario

Comentarios: 0